La paciencia se acaba.

Tengo muy claro que la paciencia se acaba,
pero solo pido que la suya sea eterna,
que cada día se recargue un poco más,
solo para ser precavidos,
para no correr el riesgo de quedarnos sin pilas cuando las tiendas 24 h ya están cerradas.

Porque sé que se necesitan unas cuantas toneladas de carga para aguantar cada pincelada de mi personalidad,
cada defecto de mi inseguridad.

Sólo quiero que él sea eterno,
que su mano siempre este tendida y sus oídos abiertos,
porque es él analgésico más perfecto que me puede aliviar,
y los brazos más a la medida que me pueden abrazar.

firma

4 comentarios en “La paciencia se acaba.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s