Le daría mis alas.

Dos copas de vino casi vacías sobre la mesa,
música de fondo que hace de actor secundario,
dos corazones latiendo a distinto ritmo,
pero con la misma graduación alcohólica circulando por sus venas.

El calor de la calefacción va haciendo su efecto,
y se nota más a medida que la botella de vino va disminuyendo.
Fuera hace viento y seguramente las ramas de los árboles se muevan al ritmo que él decida,
pero es algo secundario en lo que mi mente no está pensando,
todo lo que esté de puertas hacia fuera en este momento no me interesa,
da la casualidad que tengo a mi mundo entre cuatro paredes.

No hacen falta las palabras,
pero si las caricias,
son las causantes de mi piel de gallina.

Pienso muchas cosas al mismo tiempo,
me suele pasar cuando le miro,
tengo muchas palabras en mi mente,
pero es mejor que se ausenten.

Es una noche especial,
siempre lo es en cualquier lugar,
en cualquier momento,
si siento su aliento,
sus besos,
sus manos,
son mis regalos.

Si yo fuera un hada le daría mis alas,
Y si fuera maga de daría mi vara.

firma

Y esto es.

Mis pupilas se centran en la suyas,
como cientos de ojos concentrados en tal sólo dos cuencas,
como los miles de globos oculares que sientes en tu espalda cuando intentas copiar en un examen…
Con la misma intensidad que utilizan los espías para dar luz verde y ver que no hay moros en la costa.

Mis dedos se mueven como si aporrearan cuerdas de piano o intentaran hacer que una guitarra sonara a ritmo de flamenco.
Tienen tal indecisión de no saber que parte de su cuerpo tocar que hasta pueden llegar a bloquearse y no mover ni una sola falange…

Mis labios en seguida se ponen como labios de besugo,
acercándose hacia él intentando no sacar la lengua antes de tiempo…

Llegan las palabras que se van poniendo a la cola una detrás de otra para intentar salir ordenadas y ser capaces de formar una frase que tenga aunque sea un poquito de sentido.

Y esto siento al verle…
Tantas cosas a la vez que es difícil no parecer idiota.

firma

No vale…

No vale…
No vale quererte tanto…
No vale sentir lo que siento…
No vale tener miedo a perderte…
No vale que mi mundo seas tú…
No vale no poder dejar de mirarte…
No vale que mi bien y malestar dependan de ti…
No vale que cada minuto quiera besarte…
No vale que me encanten tus abrazos…
No vale sentir lo que siento con cada caricia tuya…
No vale querer todo contigo…
No vale mis rayadas tontas y miedos…
No vale mi ilusión…
No vale nada de lo que pienso…
No vale darte la mitad de mi corazón…
No vale quererte para siempre…
No vale que no exista nada que pueda asegurarme que siempre te voy a tener…
No vale nada de esto si no me prometes que serás capaz de estar conmigo,
pero no un día, ni un mes, ni un año…
No vale si no es toda la vida…

firma

Me asusta.

Podría mirarte durante horas,
sin hablar…
Podría estudiarme tus lunares,
sin parpadear…
Podría pintar tu cuerpo,
con mi mano de pincel…
Podría cambiar mi comida,
por tus labios…
Podría decirte te quiero cada minuto….
Y eso…me asusta.

firma

Te quiero cada instante.

Me gustaría poder poner nombre a mi forma de quererte,
porque es diferente a lo normal,
las palabras te quiero son escasas…
Me gustaría…
Que estuviera escrito en cada esquina que voltees,
en cada asfalto que pises,
en cada espejo que mires,
para que no se te olvide en ningún momento,
que has creado algo que nunca antes había existido.

firma

No entiendo…

No entiendo porque entre todas las opciones yo he sido la elección,
puede ser que fuera la única manzana que quedaba en la cesta
y no había más opción que escoger la única posibilidad existente,
cabe la duda de si estando la cesta llena sería o no la misma elección,
a veces es mejor no saber la respuesta,
pero la pregunta siempre tiene lugar.

No entiendo porque mis piernas si apenas llegan al metro y pico,
no entiendo porque mis ojos si solo tienen una tonalidad de marrón,
no entiendo porque yo…
Si hay mil piernas que podrían pisarme,
mil ojos que podrían arrasarme
y mil cabezas que podrían rebatirme…

No quiero ser la elección por ser la única opción,
quiero ser la elección entre miles.
Quiero ser el ella es la que quiero entre mil manzanas,
quiero ser una perfecta imperfección elegida por un único par de ojos.

firma

Tu humano y yo gatuna.

Hoy he soñado en otro mundo,
en otra época,
en otro folio,
en otro cuerpo.

No había coches,
no había carros…

Solo tú en una plaza,
sin compañía y desaliñado,
con ganas de comer,
pero sin nada para llevarte a la boca…

Y ahí estaba yo en frente,
sobre mis cuatro patas y lamiéndome las pezuñas,
intentando ponerme guapa,
para llamar tu atención,
y como tú; muerta de hambre.

Hiciste un giro de cabeza y nuestros ojos se cruzaron…

Te acercaste sonriente,
pensé que mi acicalamiento había funcionado,
te agachaste,
y con una dulzura inmensurable me acariciaste la cara,
ahí sentí que tus caricias, serían mi plato preferido,
el resto de los días.

Y aunque tu humano y yo gatuna, como nuestra relación ninguna.
firma

Simplemente ella.

¿Por qué? ¿Por qué tiene que haber un día de la madre?
Me parece absurdo e incluso me atrevería a decir que innecesario…

Todos y cada uno de los días,
que componen la vida de las distintas madres que puedan existir en el planeta,
se deberían celebrar…

Porque eres tú,
la que sin pedir nada a cambio esta ahí en todo momento,
la que deja sus preocupaciones a un lado para atender las mías,
la que olvida su dolor para hacerme fuerte frente al mío,
la que aunque este rota por dentro se recompone sólo por mi…

Para mi no sólo eres madre,
eso sólo es una pequeña parte de todo lo que te compone,
desde mi punto de vista y lo que a mi me has demostrado en los 24 años que tengo de vida,
es, que además de la mejor madre que cualquier persona soñaría tener,
eres amiga, consejera, abuela y padre a la vez,
sacas las fuerzas de donde no las hay,
e incluso me das a mi un poquito de esa fuerza que ni siquiera te sobra,
has aguantado chaparrón tras chaparrón, sólo por nosotros,
y sé que serias capaz de romper un trozo de tu fémur, si a mi me faltara hueso…

Eres mucho más que una madre,
dejando de lado el hecho de que madre es cualquiera que da a luz un bebé,
lo cual me parece inapropiado;
ser madre no es parir,
ser madre hay que ganárselo,
y sin ninguna duda tu te llevas el óscar.

Porque estoy convencida,
que ninguna otra madre podría llegarte ni al principio de la suela del zapato,
bajo mi punto de vista.

Cuando se habla de superhéroes, creo que un buen ejemplo serías tú,
porque no cualquiera es capaz de teniendo un sólo cuerpo, ser más de una persona,
o siendo de carne y hueso, parecer que es de hierro,
porque no cualquiera tiene un sexto sentido como el tuyo…

Eres tú la que apuesta todo, aunque yo tenga entre las manos una mierda de jugada, porque eres tú la que me hace pisar fuerte, cuando ni si quiera tengo fuerzas para andar,
porque eres tú la que sabe lo que me pasa sólo con decir una palabra…
Porque eres tú la que me calma con sólo un abrazo.

Es imposible no dar gracias cada día por haberme tocado como madre…

Madre no es abrirse de piernas y ver como sale un pequeño cuerpo entre ellas,
madre es ser lo que tu eres a lo largo de todos los días,
ser madre es tener mil profesiones a la vez y no cobrar por ninguna de ellas,
que te pesen los ojos porque no aguantas más, y ponerte celo para que permanezcan abiertos,
dejar de lado todo por estar pendiente de mi,
confiar en mi y estar orgullosa, cuando ni si quiera yo lo hago.

Gracias…
Por ser como eres,
por estar siempre ahí sin pedir nada a cambio,
por ofrecerme tus ojos cuando no veo las cosas como son,
por quitarme la venda cuando iba a tientas por el mundo,
por quererme tal y como soy,
por ayudarme cuando más lo necesito,
por lanzarme el flotador cuando ya he tocado fondo,
por considerar que todo lo tuyo es mío también,
por ser tantas personas solo en una…
GRACIAS por sacar esa elasticidad mágica cuando no das más de ti,
gracias por ser para mi mucho más que un mundo…

Eres tan alucinante,
que yo me conformaría con ser una décima parte de lo que eres tu,
cuando tenga hijos…

Me gustaría poder escribirte tantísimas cosas…
Pero no te haces una idea de lo difícil que es convertir algunos sentimientos en palabras.

Te quiero muchísimo.
firma