Hasta que llegaste tú.

Perdona mi insistencia cada día,
perdona si soy demasiado pegajosa,
perdona mi abrumación constante,
perdona si no soy capaz de dejar nada dentro de mi cabeza,
perdona por decirte cosas que luego no puedo cumplir,
perdona por pensar en alto,
perdona por mi estar encima cada segundo,
perdona toda mi pesadez,
perdona mi bipolaridad,
perdona mi locura,
perdona mi rareza marciana…

Pero no creía que pudiera querer más de lo que ya había querido,
no creía que pudiera tener más de lo que ya había tenido,
no creía que pudiera sonreír más de lo que ya había sonreído,
no creía que pudiera llegar más lejos de lo que ya había avanzado,
no creía que pudiera sentir más de lo que ya había sentido,
no creía que existieran sensaciones que no conociera ya,
no creía en la riqueza sin dinero de por medio,
no creía que pudiera bailar más de lo que ya había bailado,
no creía que pudiera soñar con los ojos abiertos,
no creía que pudiera volar sin tener alas,

Hasta que llegaste tú…

firma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s